Jump to Content or Main Navigation

Paul D. Coverdell World Wise Schools

Paul D. Coverdell World Wise Schools

This content is available in English Print

Porque Las Personas Son Cabelludas

Why People are Hairy (Spanish version)

Region
Central America and Mexico, Panama
Type
Folk Tale

Había una vez un viejito que se conocía aquí en la isla como Viejo Abuelito. Cada madrugada salía en su canoa y remaba a la costa continental donde quedaban sus campos. Abuelito no era muy sociable y no permitía que nadie se acercara a su tierra. Nadie lo veía sino hasta el atardecer, cuando regresaba remando a la isla con su canoa repleta de bananas, maíz, calabazas, ñames y cocos, tanto así, que la canoa casi se hundía hasta el fondo del océano.

Todo el mundo se preguntaba como Viejo Abuelito podía cosechar tanto todos los días. Nadie podía adivinarlo.

Sus sobrinos eran los más curiosos. Suplicaban a Viejo Abuelito que los llevara consigo a los campos. Pero el viejito movía la cabeza negativamente, diciendo, "No, trabajo solo. Ustedes hacen demasiado ruido." Pues, los sobrinos no estaban satisfechos con el "no" del viejito. Decidieron seguir a Viejo Abuelito a la costa para saber su secreto.

El próximo día, Viejo Abuelito madrugó y caminó a su canoa. Sus sobrinos ya estaban despiertos, pero se quedaron en la cama, en la oscuridad, escuchando cada movimiento del viejito. Tan pronto como oyeron el remo en el agua, saltaron de la cama, corrieron a su propia canoa y empezaron a remar detrás del viejo.

Viejo Abuelito remó al continente con sus sobrinos siguiéndolo en la canoa, bajando la cabeza y tratando mucho de no hablar.

Viejo Abuelito dobló donde el río se encuentra con el océano y empezó a remar corriente arriba. Los sobrinos no tenían idea de donde estaban, así que levantaban y bajaban la cabeza continuamente para no perder de vista a Viejo Abuelito en la distancia.

Ellos no habían pensado en llevar comida y los tentó un bosquecillo de mango y coco que vieron. Justo cuando iban a saltar de la canoa para cortar el desayuno, Viejo Abuelito jaló su canoa a un pedacito de tierra, sacó su machete y su bolsa y entró en la selva.

Los sobrinos casi no respiraban, esperando bajo la sombra fresca de los bosquecillos de mango hasta que el Viejo Abuelito desapareciera de la vista. Entonces, muy furtivamente arrastraron su canoa al lado de la del viejito y lo siguieron.

Treparon por las hierbas y las espinas y las piedras y los riachuelos. Dándose cuenta de que llegaban a un parte despejada, los sobrinos se escondieron detrás de un arbusto y miraron detenidamente por las hojas. Allí, enfrente de ellos estaba Viejo Abuelito, acostado contra un árbol y roncando como si soplara un cuerno por la nariz.

¡Y estaba calvo!

Todos los pelos de la cabeza de Viejo Abuelito se pavoneaban por el terreno. Un pelo balanceaba el machete, otro sembraba ñames. Un tercer pelo llevaba bananas. Otros pelos cosechaban calabazas y transportaban cocos. Mientras tanto, Viejo Abuelito roncaba bajo el árbol, bien dormido.

Viendo todos estos pelos marchar por los campos de Viejo Abuelito espantó a los sobrinos. Quizás hubieran guardado silencio, pero el pelo con el machete empezó a virar hacia ellos. Los sobrinos gritaron muy fuerte. Viejo Abuelito saltó del suelo y empezó a gritar, "¡Ay, no, pelitos! ¡Ya descubrierón nuestro secreto! ¡Vengan rápido! ¡Vengan rápido!"

Los pelitos dejaron caer los machetes y semillas y bananas y regresaron brincando a Viejo Abuelito. Pero tenían tanta prisa que en vez de aterrizar todos en la cabeza, algunos saltaron a los brazos, algunos a las piernas, otros al pecho y un grupo muy grande quedó en las axilas.

Es por ello que, hoy en día, las personas tienen pelo por todo el cuerpo—por culpa del loco Viejo Abuelito.

About the Author

Stacy G. Mates

"Why People Are Hairy" is told by Stacy G. Mates (Peace Corps Volunteer, Panama, 1994–1997). "One day, my host mother, Ruth, and I went to her friend's house to play bingo. Ruth told us the tale 'Why People Are Hairy,'" says Stacy.

"This tale is told in a spirit of fun and draws attention to certain values of Kuna culture: hard work and children learning from their elders."

Stacy worked as an agricultural Volunteer on the island of Nargana with Ruth and her family.

World Wise Speakers

Invite a Peace Corps volunteer into your classroom to share what it's like to live a global life by sharing stories, cultures and knowledge.