Jump to Content or Main Navigation

Paul D. Coverdell World Wise Schools

Paul D. Coverdell World Wise Schools

This content is available in English Print

Las Niguas y Otros Retos

Region
Central America and Mexico, Honduras
Type
Letter

Uno de los retos más grandes ha sido involucrarme en los cultivos de café de la comunidad de Quebradas para realizar un sistema de agua. De las diferentes comunidades en el área, Quebradas es la más lejana del pueblo y está aislada por un camino rocoso. El agua que usan las 22 familias de este pueblo proviene de unas mangueras que se conectan con arroyos cercanos. Estos arroyos están sometidos a la contaminación del invierno, y a las sequias del verano. Yo inicie éste proyecto siendo nueva voluntaria en el pueblo. Dada mi gran motivación y mi deseo por "contribuir" al iniciar mí servicio, no investigue diferentes opciones, ni me interese por primero entender el ambiente social y político.

Hace casi un año, visité la comunidad por primera vez para investigar el potencial de los recursos de agua en el pueblo. En esta visita, le explique a los residentes de Quebrada que les podía ayudar a hacer un estudio topográfico de la tierra, que les podía diseñar un proyecto y un presupuesto para construir su propio sistema de agua. En los próximos meses, empecé el proceso. En un principio el proyecto implicaba caminar alrededor de 10 horas al día en un terreno montañoso en busca de rutas apropiadas para la ubicación de la tubería que conectara con las casas. A veces me aterrorizaba con la responsabilidad de diseñar un sistema de agua si ni siquiera ser una ingeniera. Sin embargo, un ingeniero, que también era voluntario de Cuerpos de Paz, se encontraba cerca a mi comunidad y él fue el que termino ayudando en la iniciación del proyecto. Por cuestiones de tiempo y otros compromisos yo terminé haciendo los diferentes trabajos sin presencia del ingeniero. Lo cual considero como un gran error. En un momento me sentí física y mentalmente cansada. Mientras tanto las Niguas me picaban todo el cuerpo! Para aquellos que no son familiares con estos insectos, las Niguas son una especie de pulgas que se mantiene en los ambientes de madera húmeda. Cuando las Niguas pican dejan picazón y roncha roja.

Mientras el ingeniero y yo investigamos el terreno, nos dimos cuenta que había otro proyecto de sistema de agua en fase de construcción. De lo que alcanzamos ver, este proyecto podía asistir alrededor de 82 personas en Quebradas, sin mucho costo monetario y sin tanto consumo de tiempo como el que se necesitaría para construir un sistema privado en Quebradas. Del tanque de agua del otro sistema se podía ver perfectamente cuál sería la ruta de los tubos que bajarían por la colina para llegar a las casas de las Quebradas. Ésta ruta era mucho más conveniente que la actual ruta de agua que mi comunidad estaba utilizando. El otro proyecto es tan grande que serviría a seis comunidades más, viene de un recurso de agua limpia, y lo mejor de todo, SANAA, la red de agua y saneamiento de Honduras, estaba proveyendo la construcción, supervisión y materiales necesarios. Parecía la solución perfecta!

Mientras que investigaba más a fondo me di cuenta que la gente de las Quebradas no quería que comentara nada sobre mi proyecto original con nadie más allá del límite del pueblo. En ese momento me di cuenta que Quebradas no participó en el proyecto conjunto con el otro sistema porque existían rivalidades entre las comunidades. Entender estas rivalidades fue confuso, ya que la gente que vivía en las otras comunidades eran personas que eran familiares de la gente en las Quebradas – tíos, hermanos, hermanas, primos. Para mí es muy triste que no puedan trabajar juntos en una situación como estas.

Me pase un mes tratando de contactarme con SANAA para que me dieras su consejo y apoyo. No tuve suerte. No pude encontrar la persona con quien hablar y cuando llamaba a veces ni siquiera me contestaban el teléfono. Finalmente le pedí ayuda al alcalde. Quede impresionada con el hecho de que por medio de él pude conseguir una cita mucho más rápido con el ingeniero de SANAA que estaba encargado en estos temas. El ingeniero de SANAA nos informó que había suficientes materiales y agua para compartir el sistema que estaban construyendo con la comunidad de las Quebradas, pero que la decisión de compartirla la tenían que tomar las otras comunidades. Entonces me dedique a luchar por contactar a las comunidades para convencerlos que debían reconsiderar las supuesta rivalidades y trabajar juntos para el beneficio de todos. Pase un mes sin ningún éxito en estas conversaciones. Cuando el alcalde de las otras comunidades me informó que la gente no quería colaborar entonces me di por vencida a lo que creo que era la mejor solución técnica para el sistema de agua de las Quebradas.

Desde entonces me dedique a terminar con el cuestionario y finiquitar la propuesta para el sistema de agua privado de las Quebradas. De acuerdo con el presupuesto, el sistema es demasiado costoso para que ellos la puedan cubrir. Ni siquiera estoy segura que vallan a poder encontrar financiamiento de afuera. Una lección que aprendí de ésta desafiante experiencia es que no quiero volver a vincularme con ningún diseño de sistema de agua a menos de que alguien del pueblo este comprometido a conocer sobre el proceso. Durante cada faceta invité a gente que yo pensé que tenía el potencial para trabajar a lo largo del proyecto, para que aprendieran lo que yo hacía y para que pudieran continuar con el trabajo cuando yo ya no estuviera. Pero al final nunca nadie vino. Quebradas sigue siendo un pueblo dependiente de la ayuda externa.

¿Que he aprendido? He aprendido a tomar las cosas con calma. Entender las relaciones de la gente en cuanto a sus necesidades, cultura y política son más importantes que buscar soluciones técnicas. También concluí que no vuelvo a trabajar en un proyecto sin que exista la forma en poder enseñarle a alguien lo que estoy haciendo. También entendí que es importante involucrar a los líderes de las comunidades desde un principio y por supuesto también entendí que las Niguas no se frenan con repelente para insectos. Tal vez lo más importante que aprendí, fue aprender a ser más paciente porque trabajar en Honduras (y probablemente en cualquier otra parte) requiere de paciencia. 

World Wise Speakers

Invite a Peace Corps volunteer into your classroom to share what it's like to live a global life by sharing stories, cultures and knowledge.