Jump to Content or Main Navigation

Paul D. Coverdell World Wise Schools

Paul D. Coverdell World Wise Schools

This content is available in English Print

Cocinar con el Sol

Spanish Translation

Region
South America, Peru
Type
Personal Essay

Me llamo Brian Lange y soy voluntario del Cuerpo de Paz. Yo trabajo en proyectos de saneamiento del agua en un pueblo de doce mil habitantes ubicado en las montañas del Perú. El pueblo está situado unos setenta kilómetros de Trujillo, la tercera más grande ciudad del Perú. Aunque originalmente soy de Tejas, me encanta el clima frío a la altura de más de dos kilómetros sobre el nivel del mar.

Como voluntario de saneamiento del agua, me enfoco principalmente en sistemas de agua, recolección de basura, e higiene casera. Sin embargo, el saneamiento del agua es relacionado con asuntos del medio ambiente. Por ejemplo, en comunidades sin acceso al agua potable, se necesita usar combustible para hervir el agua en la estufa o con fuego. Me puse a pensar en maneras sostenibles de cumplir esa necesidad, y lo que originalmente fue un pasatiempo – el uso de materiales simples para construir cocinas solares que puedan generar suficiente calor para hervir agua – se ha convertido en algo que pueda ayudar a cientos de familias aquí donde vivo. Durante los próximos meses enseñaré a aproximadamente cincuenta personas a construir sus propias cocinas solares.

En la ciudad, casi toda la gente usa hornos de gas para cocinar. En cambio, en los caserios casi todos cocinan con leña. Se puede cocinar muy fácilmente con el horno de leña, pero hay dos grandes desventajas del uso de éste.

Primeramente, y obviamente, los hornos de leña requieren leña. Aunque vivo en las montanas, aquí no hay lindos bosques llenos de pinos como en el estado de Colorado en los Estados Unidos. Durante ocho o nueve meses al año casi no llueve. Debido a esto, no se encuentran muchos árboles. Los que hay normalmente son eucaliptos, una especie ajena que daña la tierra y mata a las plantas nativas. Los árboles son importantes no sólo para la leña, sino también para prevenir erosión, limpiar el aire, y servir como hábitat para animales. El uso de hornos de leña contribuye a la desforestación y hace daño al ecosistema local. Ya que los hornos de leña necesitan una gran cantidad de leña, y la población de las comunidades pequeñas crece cada día más, más y más se desaparecen los bosques y selvas.

La segunda mayor desventaja del uso de los hornos de leña es una cuestión de salud. Las casas en las montañas del Perú son de adobe y la mayoría tiene muy pocas ventanas para conservar el calor por dentro. Casi ninguna de las casas tiene chimenea. Así que cuando las mujeres cocinan en la cocina, el humo no tiene dónde escapar. Si la mujer tiene hijos demasiado jóvenes para ir al colegio, hay un gran chance de que los niños estén frecuentemente en la cocina mientras la madre cocina. La respiración de grandes cantidades de humo es muy mala para la salud. Tras los días, semanas, meses y años, el humo puede ocasionarle daño al tracto respiratorio. En el pueblo donde yo vivo, el problema de salud segundo más común en los niños menos de cinco años de edad es la infección respiratoria. Los hornos de leña son un riesgo muy grave no sólo para las mujeres de esas comunidades sino también para los niños.

Las cocinas solares, en cambio, no tienen ninguno de esos problemas. Primero, las cocinas solares no necesitan combustible. No consumen ni leña ni gas ni carbón ni cualquier tipo de combustible. Solo se necesita el poder del sol. Segundo, no producen humo porque no usan combustible. De verdad, el único riesgo que hay es la posibilidad de quemarse al sacar una olla calentada de la cocina solar.

Hay varios tipos de cocinas solares. Los dos tipos más comunes son las cocinas solares de tipo caja y de tipo parabólica. Aunque las cocinas solares parabólicas son más eficientes y cocinan más rápido que las cocinas solares de caja, también son más difíciles de construir. Por razones de costo y de sencillez, decidí usar la cocina solar de tipo caja. Se puede encontrar las instrucciones para construirlas en la página web de Solar Cookers International [solarcooking.org] bajo el nombre "minimum solar box cooker" [cocina solar mínima de caja]. Pero no se deje engañar por el nombre – aunque sea una cocina "mínima", es muy poderosa. Se puede hervir agua, freír huevos y hacer galletas con ella.

La cocina solar es una gran alternativa para los hornos de leña y de gas porque no necesitan combustible y no producen humo. Para mis vecinos en el campo del Perú, eso significa que las cocinas solares tienen el potencial para mejorar la salud personal y del medio ambiente con poco más que una plancha de vidrio, papel de aluminio, y unas cajas de cartón.

¿Quiere saber cómo funcionan las cocinas solares y cómo construir su propia cocina solar? Siga mis fotos e instrucciones. 

World Wise Speakers

Invite a Peace Corps volunteer into your classroom to share what it's like to live a global life by sharing stories, cultures and knowledge.